Nigeria, un país peligroso?

Los primeros días en Nigeria me sentí algo influenciado por los comentarios sobre la seguridad de este país. Normalmente no suele afectarme mucho lo que se diga cuando existen opiniones tan dispares. Esta vez, me afectó. La presencia de hombres armados con pistolas y escopetas me estresó. Tampoco comí, prácticamente, durante los tres primeros días en esas tierras. Fue, entonces, cuando tuve una fuerte caída durante un largo recorrido offroad. Me encontré con un banco de arena que escondía unas duras regatas debajo. Iba rápido. Me golpeé la espalda con algo y la maleta derecha quedó aplastada. En ese accidente hubiese podido romper la moto y haberme lastimado de verdad. A los pocos segundos se paró un coche y dos motocicletas que pasaban por ahí. Me ayudaron a levantar la moto y a sacarle las pequeñas piedras que se habían acomodado en sitios imposibles. Las osogafas se rompieron. Se las di a uno de los chicos que me ayudó y me lo agradeció varias veces. Lo más probable es que las haya pegado con superglue y las esté disfrutando ya. Unas gafas con mucha historia. Ahora son africanas.

La ayuda de estas personas, en un país que muchos dicen que es tan peligroso, me ha calmado para el resto del viaje.

Comentarios

©2023 Ride To Roots | Todos los derechos reservados | Protección de datos